El funcionamiento de una fosa séptica de poliéster

95 273 52 63
El funcionamiento de una fosa séptica de poliéster

Muchos de los depósitos de poliéster en Castellón que instalamos están destinados a ser fosas sépticas en edificaciones a las que no llega la red de alcantarillado; por eso, hemos creído conveniente traer a este blog una breve descripción del funcionamiento correcto de estos productos. Llamamos fosa séptica a un depósito en el que confluyen todas las aguas residuales de una vivienda (inodoro, lavadoras, baños…), que están compuestas de materiales líquidos pero también sólidos.

Los depósitos de poliéster en Castellón destinados a ser utilizados como fosas sépticas disponen de un sistema que permite la salida del agua, reteniendo en su interior los materiales sólidos. Éstos, gracias a la intervención de una serie de bacterias, comienzan a descomponerse hasta convertirse en un barro. Un proceso para el que es necesario que transcurran entre 3 y 5 días.

Por su parte, el agua que sale de la fosa séptica ha de hacerlo a través de un filtro biológico, otro pequeño depósito que contiene materiales como arena, grava, carbón y otros elementos que se encargarán de retener buena parte de las impurezas de esas aguas.

Teniendo en cuenta que el gasto medio de agua de una persona es de unos 150 litros al día, para calcular la capacidad que debe tener la fosa, basta con multiplicar esta cantidad por el número de personas que ocupan habitualmente la vivienda y por los 5 días necesarios para la descomposición de los residuos.

En cualquier caso, si estás interesado en la instalación de una fosa séptica, los técnicos de Poliéster M. Torres, S.L. pueden ayudarte a calcular el tamaño ideal del depósito que necesitas. 

haz clic para copiar mailmail copiado