La fabricación de la fibra de vidrio

95 273 52 63
La fabricación de la fibra de vidrio

Los depósitos de fibra de vidrio tienen una gran resistencia y suelen usarse, unido al poliéster, para almacenar agua o cantidades industriales de aceite de oliva. Sin embargo, poca gente sabe cómo nace este material nacido en Chicago en las postrimerías del siglo XIX para su uso en el sector textil de la mano de la Exposición Internacional de dicha ciudad del año 1893.

La fibra de vidrio tal y como la encontramos en Poliéster M. Torres, S.L para uso industrial, se logró fabricar por primera vez en el año 1938 por Russell Games Slayter y comercializada por sus grandes propiedades aislantes.

Para lograrlo hay dos procesos posibles. Por un lado está la fundición, en el que el material se introduce en un horno en su forma sólida, se combina con otros materiales y se funden hasta unirse y formar un nuevo material. Por otro, el proceso de refundición con canicas, algo más complicado, que empieza de forma similar pero en el que el material fundido se separa mediante la técnica de la tensión cortante y va a unos contenedores donde finalmente lograrán formarse mediante un sistema de insertos enroscados.

En la actualidad, la mayor parte de los depósitos de fibra de vidrio están formados en realidad por plástico reforzado con dicha fibra, en un nuevo material que se llama FRP. Las propiedades del plástico y la fibra se combinan y aumenta su resistencia a la tensión, el punto débil del plástico, y su resistencia a la compresión, la gran debilidad del vidrio. De esta forma se ha vuelto a conseguir un material aún mejor para fabricar depósitos. 

haz clic para copiar mailmail copiado